Share

Becaria Fulbright Mónica Sulecio de Álvarez. Educación, Planes de Estudio e Instrucción. Virginia Polytechnic Institute and State University, Blacksburg, Virginia.

LASPAU entrevistó a la beneficiaria de Fulbright Mónica Sulecio de Álvarez. Mónica terminó hace poco su maestría en Educación en Planes de Estudio e Instrucción en Virginia Tech y ahora ha vuelto al aula en Guatemala, donde inspira a los estudiantes con sus estrategias innovadoras. En esta entrevista, Mónica comparte con nosotros su experiencia como becaria Fulbright, ofrece consejos útiles a los estudiantes interesados y explica algunos de sus momentos más gratificantes en Virginia Tech.

P: Felicitaciones por terminar su programa. ¿Tiene planes para aplicar lo que aprendió en los EE. UU. en su país natal?
Sulecio de Álvarez: El conocimiento y las habilidades que tenía de mis experiencias anteriores junto con el aprendizaje que obtuve en Virginia Tech me dieron más herramientas para entender mejor la educación y usar la tecnología sabiamente para respaldar los procesos de aprendizaje críticos. En Guatemala, ya estoy aplicando lo que aprendí. En la  Universidad del Valle, estoy dictando un nuevo curso sobre Comunidades de aprendizaje para los estudiantes inscritos en el programa de maestría de educación superior. En el diseño de este curso, incluí la teoría con la que me familiaricé durante mi programa en Virginia Tech. También modifiqué el diseño de instrucción de mi curso de aprendizaje en línea para el programa de grado a fin de dar más lugar a la práctica iterativa. Como consultora, también estoy aplicando mis habilidades superiores como diseñadora de experiencias de aprendizaje, con el fin de crear objetos de aprendizaje de alta calidad que puedan admitir diversos procesos de aprendizaje, ya sea en línea, combinados o cara a cara.

P: ¿Qué impacto tuvo el hecho de ser beneficiaria de Fulbright en su carrera académica y profesional?
Sulecio de Álvarez: Siempre pensé que nuestros comportamientos sirven como modelos a seguir para los demás. Ser beneficiaria de Fulbright me hizo sentir más responsable de ser ejemplo de esos comportamientos que me gustaría ver en mi comunidad profesional. Los beneficiarios de Fulbright que conocí durante mi programa compartían una fuerte responsabilidad de su propio proceso de aprendizaje y una predisposición para servir a los demás como rasgos en común. Convertirse en beneficiario de Fulbright implica adoptar una identidad. Para mí, significaba ser cuatro cosas: madura al tomar decisiones, dedicada en lo que se hace, sabia para disfrutar la simplicidad y de mente abierta y humilde para ayudar.

P: ¿Cuál ha sido el mayor beneficio de participar en el programa Fulbright?
Sulecio de Álvarez: Estudiar en el extranjero en un programa de posgrado fue algo que ya había descartado porque estaba casada y tenía dos hijos. Enterarme de que Fulbright les permitía a los estudiantes viajar con sus familias fue definitivamente la mejor noticia que podría haber recibido. Saber que no solo yo estaba creciendo y desarrollando mis competencias profesionales, sino que también mi esposo y mis hijos estaban disfrutando del tiempo que pasaban en la cultura estadounidense, estableciendo nuevos vínculos y aprendiendo cosas nuevas todos los días, fue el mayor beneficio de participar en el programa Fulbright.

P: ¿Qué desafíos enfrentó como beneficiaria de Fulbright?
Sulecio de Álvarez: Como beneficiaria de Fulbright, tuve que superar varios desafíos, desde modificar una rutina estable en mi país natal hasta aprender las reglas no solo de la cultura del país anfitrión, sino también las reglas para relacionarme con muchas culturas diferentes que se juntan en el campus y las diferentes personalidades de una población muy diversa. En este viaje de aprendizaje, hubo desafíos en cada paso, pero para mí fue fundamental enfocarme en resolver uno a la vez para poder adaptarme con éxito y, principalmente, para poder escuchar las lecciones de transformación que cada uno aportó a la experiencia.

P: ¿Cómo ha sido trabajar con LASPAU?
Sulecio de Álvarez: En LASPAU encontré un compañero que dedicó tiempo y esfuerzo para ayudarme a hacer que el programa de aprendizaje fuera la mejor experiencia de aprendizaje de todas. Presentar solicitudes a las universidades y elegir el mejor programa fueron momentos emocionantes. Personalmente, valoré los programas más importantes que me sugirió mi Supervisora de Colocación Académica y el tiempo que dedicó a estar en contacto con las universidades para asegurarse de que se cumplieran todos los requisitos. Una vez que estuve en los EE. UU., la respuesta de mi consejero de LASPAU me hizo sentir cómoda y contenida todo el tiempo.